Ziardamendi: Gudariei omenaldia

 

Badira kasik 76 urte Ziardamendiko mendietan, Eusko Gudari talde batek bere bizia eman zuela, Euskal Herriaren defentsan.

Urte asko pasatu arren, Ahaztuen Oroimena eta Elgoibar 1936 taldeek, Aranzadi Zientzia Elkartearen laguntzarekin fosa hauetako batean zeuden batalloiaren 4 gorputz ateratzea lortu dugu.

Hau dena posible egiteko, ezinbestekoak izan dira testigantza guztiak, baina bereziki, Bittor Agote,eta Felix Etxeberriaeskertu nahiko genituzke, egindako lanagatik.

Besterik gabe, deia egiten diogu, gerturatu nahi duen guztiari, larunbata, hilak 16, eguerdiko 12etan, Ziardamendin burutuko dugun ekitaldian parte hartzeko.

11:30ean Aiastia auzoan,San Migel ermitaren aurrean, bilduko gara, oinez joateko.

myegoo_sintitulo1

 

myegoo_sintitulo1-2

 

Plan de trabajo

La fosa y los restos han sido localizados el pasado sábado día 9 de junio por miembros de “Elgoibar 1936” y la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Atendiendo a la solicitud de varias familias se procederá a realizar la exhumación de esta fosa en el Monte Ziarda (Elgoibar), comenzando en la mañana del próximo sábado día 16 de junio, y continuando durante dos jornadas.

Todo ello teniendo en cuenta la información que se dispone sobre los enterramientos en ese lugar de conformidad al informe preliminar efectuado el 10 de noviembre del año 2002 (se adjunta como anexo).

“Elgoibar 1936”

“Intxorta 1936”

Alumnos de Criminología de la UPV/EHU

 

Fechas:

 

Fin de semana del 16 y 17 de junio.

 

 

Esta fosa se encuentra incluida en el mapa de fosas publicado por el Departamento de Justicia del Gobierno Vasco:

 

http://www.jusap.ejgv.euskadi.net/r47-contmh2/es/contenidos/informacion/oroimen_historikoa/es_fosas/introduccion.html

SAN MIGELEKO BORROKALDIAREN TESTUINGURU HISTORIKOA

Mola eta Soltxagaren erasoaldiak Bizkaia mehatxatzen, jeltzaleek ere ikaragarrizko urratsa eman zuten Errepublikaren defentsaren aldeko konpromezuan. Jose Antonio Agirre, EAJren buruzagi karismatikoenetako bat (lehendakaria izango zena) irailaren 15ean Madrilera joan zen Largo Caballeroren Gobernu berriarekin eta Estatuko ministroa zen Julio Alvarez del Vayo sozialistarekin bereziki negoziatu asmoz. Agirrek eskaera bat zeukan karteran: Autonomi Estatutua, azkenik, bi aste beranduago onartuko zena.

Madrilen gauzatutako sozialista eta jeltzaleen arteko elkar-ulertzeak irailaren 11n eman zuen lehenengo fruitua, alegia, Manuel Irujo, Largo Caballeroren Gobernuan karterarik gabeko ministroa izendatu zutenean. Irujok, zeinak bera bezala diputatua zen Jose Maria Lasarterekin batera Euzko Gudaroztea sortzeko batzordean parte hartu baitzuen, EAJ gerran sar zedin klabea eman zuen. Estatutua ernaltzen eta diputatu nafarrak Justizia errepublikarraren ezarpenari buruzko hala moduko kontrola zuela, EAJk ezin zuen gehiago atzeratu bolondresen eskaintza. Irujo, Gobernu errepublikarrean parte hartzearen aurkakoa bazen ere, Gobernu horretako kide ofiziala irailaren 25etik aurrera izango zen, Euzko Gudaroztea borrokan sartu zen egun berean hain zuen ere.

Irizpide honen arabera, Arana Goiri batailoiaren muina izango ziren Elgezabal, Estabillo eta Kortabarria konpainiak30, Felipe Bediagak zuzenduta, Eibarreko inguruetara hurbildu ziren. Gehitze ofizial honekin, Errepublikaren alde publikoki agertu ziren alderdi guztiek giza-baliabideekin ere laguntzen zuten. Jelkideak gerran hasteak ezaugarri berezia izan zuen, izan ere, Intxortak, Elgetaren ondoan, brigadista belgiarrez osatutako talde batekin eta komunistaz osatutako beste batekin batera defendatu baitzituzten.

Borrokaldietan sartze honek Euzko Gudaroztea-ko Artxandan trebatutako miliziano abertzaleei eragin zien eta ez ordea Azpeitiko Komandantzian atxikituta zeudenei, beraz, Gipuzkoako frontera joan ziren bolondres jelkide guztiak bizkaitarrak ziren. Abando, Barakaldo, Bilbo, Begoña eta Deustuko batzokietan erreklutatutako 150 gazte jelkideak, Begoñan zenbait autobusetan sartu eta frontera irailaren 24an abiatu ziren. Maltzagara ailegatuta, Elgoibar aldera jo zuten non San Migueleko posizioan kokatu zituzten.

Hilaren 25eko goizaldeko hiru t`erdietan sartu ziren borrokan, oraindik ere mobilizatuz geroztik egun bat bera ere pasatu ez zenean. Zorigaiztoko hasiera izan zen, Felipe Bediagaren indarrek hamar hildako jasan baitzituzten: Miguel Palacios Gomez, Juan Agirre Bilbao, Paulino Beraza, Blas Larrazeleta, Juan Zabala, Ambrosio Etxeberria, Pedro Rodriguez Puig, Jose Txintxurreta Zamakoa, Felix Arbulu Bilbao eta Jose Anzueta Mendiolea. Egun batzuk beranduago beste bi hildako gehiago pairatu zituzten, Juan Izagirre Salazar eta Jon Telleria Gabikagogeaskoa, oraingoan Elgetan.

Euzko Gudaroztea-k gerran sartzeak zuen garrantzi politikoa, iritzi publikoaren arreta eramango zuen beste gertaera arrailagarriak estalita geratuko zen. Irailaren 25ean bertan eta biharamunean, zazpi hegazkin alemaniarrek Bilbo bonbardatu zuten, 88 hildako eta 649 zauritu eraginez, gehienak, bi etxadi oso eraitsi ondoren, emakumeak eta haurrak zirelarik. Bonbardaketa ez zen kasualitatea izan, irailak 25 horretan aipatutako Irujoren izendapena eta Euzko Gudaroztea gerra fronteetan sartzearekin batera eman baitziren.

 

 

 

CONTEXTO HISTORICO DE LA BATALLA DE SAN MIGUEL

Con la ofensiva de Mola y Solchaga amenazando Bizkaia, los jeltzales también habían dado un paso de gigante en el compromiso en defensa de la República. José Antonio Aguirre, uno de sus líderes más carismáticos (que luego sería lehendakari), se había trasladado a Madrid el 15 de setiembre con el objeto de negociar con el nuevo gobierno de Largo Caballero y, en especial con su ministro de Estado, el socialista Julio Alvárez del Vayo. Una petición llevaba Agirre en su cartera: la de la concesión del Estatuto de Autonomía, finalmente aprobado un par de semanas más tarde.

El entendimiento en Madrid entre socialistas y jeltzales había dado su primer fruto el 11 de setiembre, con la nominación de Manuel Irujo como ministro sin cartera del Gobierno de Largo Caballero. Irujo, que junto al también diputado José María Lasarte había participado en la comisión gestora del Euzko Gudaroztea, dio la clave para la entrada en guerra del PNV. Con el Estatuto en ciernes y con un control más o menos eficiente del diputado navarro sobre la aplicación de la Justicia republicana, el PNV no podía demorar por más tiempo el aporte de voluntarios. Irujo, pese a su opinión contraria a participar en el Gobierno republicano, formaría oficialmente parte de él a partir del 25 de setiembre, el mismo día que el Euzko Guadaroztea entraba en combate.

Bajo este criterio, las compañías Elgezabal, Estabillo y Kortabarria, dirigidas por Felipe Bediaga y embrión del que sería el batallón Arana Goiri, se dirigieron a las cercanías de Eibar en los últimos días de agosto. Con esta incorporación oficial, todos los partidos que públicamente habían dado su apoyo a la República lo hacían también en forma humana. El bautismo de fuego de los jelkides tuvo una característica excepcional ya que defendieron los Intxortas, junto a Elgeta, en compañía de un grupo de brigadistas belgas y otro de comunistas.

Esta entrada en combate afectó a los milicianos abertzales encuadrados en el Euzko Gudaroztea que se había entrenado en Artxanda y no a los afectos a la Comandancia de Azpeitia, por lo que la totalidad de los voluntarios jelkides que partieron al frente guipuzcoano fueron vizcaínos. El grupo jelkide, compuesto por 150 jóvenes reclutados en los batzokis de Abando, Barakaldo, Bilbao, Begoña y Deustu, salieron para el frente en varios autobuses desde Begoña el día 24 de setiembre. Llegados a Maltzaga, se dirigieron a Elgoibar desde quedaron ubicados en la posición de San Miguel.

A las tres y media de la madrugada del día 25 entraban en combate, cuando aún no había pasado siquiera una jornada de su movilización. Fue un comienzo dramático ya que las fuerzas de Felipe Bediaga tuvieron una decena de bajas mortales: Miguel Palacio Gómez, Juan Agirre Bilbao, Paulino Beraza, Blas Larrazeleta, Juan Zabala, Ambrosio Etxebarria, Pedro Rodríguez Puig, José Txintxurreta Zamakona, Félix Arbulu Bilbao y José Azueta Mendiolea. Días después aún tendrían dos bajas más, las de Juan Izagirre Salazar y Jon Telleria Gabikagogeaskoa, esta vez en Elgeta.

La trascendencia política de la entrada del Euzko Gudaroztea en combate quedó eclipsada por un suceso cuyo dramatismo acaparó la atención de la opinión pública. El mismo 25 de setiembre y el día siguiente siete aviones alemanes bombardeaban Bilbao, causando 88 muertos y 649 heridos, la mayoría de ellos mujeres y niños, tras el derrumbe de dos manzanas enteras de casas. El bombardeo no fue un hecho casual ya que en ese día 25 de setiembre coincidían las dos circunstancias apuntadas del nombramiento de Irujo y de la incorporación del Euzko Gudaroztea a los frentes de guerra.

 

Iñaki Egaña

Informe relativo a la visita efectuada al alto de Azcarate y alto de San Miguel en Elgoibar con el fin de estudiar las posibilidades de recuperar los restos humanos pertenecientes a la Guerra Civil (1936) que fueron inhumados en esos lugares.

 

Antecedentes

 

Con motivo del impacto que ha causado en la sociedad guipuzcoana el hallazgo de los restos humanos pertenecientes a varios individuos fallecidos por causas violentas durante los episodios de la Guerra Civil (1936) en las localidades de Zaldibi y Arrasate, a lo largo de Septiembre y Octubre de 2002 se producen numerosas llamadas a la Sociedad de Ciencias Aranzadi notificando la situación de fosas en las que permanecen otros restos. De igual modo, son numerosas las personas que han manifestado su interés por la localización de familiares desaparecidos en esa época. Algunas de estas llamadas proceden de Elgoibar y señalan la existencia de varias fosas en lugares concretos.

 

En fecha 25 de Octubre de 2002, el Sr. D. Guillermo Garate Urcelai, Alcalde de la localidad de Elgoibar, remite un escrito a la Sociedad de Ciencias Aranzadi en el que solicita el asesoramiento para la recuperación de los restos que pudieran existir en terrenos del municipio.

 

De este modo, el día 9 de los corrientes, procedemos a realizar una primera inspección de los lugares tras haber concretado la visita con los vecinos de Elgoibar, Sr. D. Félix Etxeberria (Paratan baserria) y Sr. D. Victoriano Agote (Ziarda baserria) que nos aportan sus testimonios.

 

Por otra parte hacemos constar que en 1982 fueron recuperados por sus familiares seis cuerpos inhumados en una misma fosa en Ziardamendi (Elgoibar) que pertenecían al Batallón Zubiaur y cuyos nombres eran los siguientes: Paulino Beraza Madariaga, Felipe Elorriaga Larrea, Blas Larrazabal Inunciaga, Juan Zabala Loza, Ambrosio Echevarria Uriarte y José Cinchurreta Zamorana, todos ellos naturales de Begoña. Sus restos fueron trasladados al cementerio de Derio (Bizkaia) (Figura 1 y 2).

 

Resultado de las actividades realizadas

 

A lo largo de la mañana del día 9 de noviembre de 2002, realizamos una visita a los distintos lugares en los que existen inhumaciones de la Guerra Civil correspondientes al año 1936 según los informantes de la localidad de Elgoibar. De este modo, dos miembros del Departamento de Antropología de la Sociedad de Ciencias Aranzadi (Lourdes Herrasti, Arqueólogo y Fco. Etxeberria, Profesor de Medicina Forense) y tres estudiantes de Medicina de la Universidad del País Vasco naturales de Elgoibar (Amaia Jáuregui, Lore Agirreazaldegi y Larraitz Zialtzeta), guiados por Félix Etxeberria, realizamos un recorrido desde el alto de Azkarate visitando cuatro lugares concretos entre Ameztigaina, caserío Juaristi Haundi y proximidad del caserío Amezti (Figura 3, 4 y 5), y desde la proximidad del alto de San Miguel en Ziardamendi guiados por Victoriano Agote (Figuras 14, 15 y 16).

 

Zona de Azkarate

 

1ª Fosa. Individual en el lugar denominado Ameztigaina. Coordenadas U.T.M.: X= 550.856; Y= 4.783.767; Z= 385 m snm. Inmediatamente por debajo de la zona alta en la vertiente Norte. Lugar despejado de pastizal y localizado con precisión (Figuras 6 y 7). El mismo Félix Etxeberria recuerda haber visto parte del cadáver a los varios días de la inhumación ya que algunas alimañas sacaron parcialmente los restos.

 

2ª Fosa. Individual en el lugar denominado Munokua, en la proximidad del caserío Juaristi Haundi. Coordenadas U.T.M.: X= 550.510; Y= 4.783.626; Z= 351 m snm. En zona de pinar despejado con suave pendiente (Figuras 8 y 9) y para cuya localización exacta se señalan dos lugares con dudas: a) en la misma ladera (testimonio de Sebastián Leiadisti) (Figura 10); y b) en un rellano más inferior y cercano al muro de divisoria del terreno (testimonio de Félix Etxeberria). Al igual que en la fosa anterior (1ª Fosa), este último recuerda haber visto parte del cadáver a los varios días de la inhumación por las mismas circunstancias antes citadas.

 

3ª Fosa. Individual en el lugar denominado Garamana. Coordenadas U.T.M.: X= 550.532; Y= 4.783.852; Z= 335 m snm. En una zona de pinar con zarzas. Inmediatamente sobre la pista abierta en horizontal en la ladera (Sur) para trabajos en el pinar (Figuras 11 y 12). Félix Etxeberria recuerda haber visto parte del cadáver a los varios días de la inhumación por las mismas circunstancias que en los dos casos anteriores.

 

4ª Fosa. Individual en la ladera (Sur) por debajo del caserío Amezti y sobre la carretera que conduce al mismo (Figura 13). La información ha sido facilitada a Félix Etxeberria por un conocido de Elgoibar. Coordenadas U.T.M.: X= 550.374; Y= 4.783.958: Z= 334 m snm. En un pinar despejado.

 

Todos los anteriores lugares se relacionan con la proximidad del camino entre Azkoitia y Elgoibar que pasando por el alto de Azcarate era de frecuente uso en 1936 y fue el lugar por el que accedieron las tropas de los alzados (falangistas y requetés) durante la Guerra Civil el 21 de Septiembre de 1936 para tomar Elgoibar y en el que se produjeron algunos enfrentamientos.

 

Zona de Ziarda

 

1ª Fosa. Colectiva de 5 individuos. En la ladera Norte de Ziardamendi. Coordenadas U.T.M.: X= 546.766; Y= 4.787.475; Z= 415 m snm. En un pinar despejado con hierba alta y fuerte inclinación del terreno. Se identifica con claridad el área de las inhumaciones por cuanto hay una cierta explanación y el terreno parece estar removido posteriormente.

 

2ª Fosa. Colectiva de 4 individuos. En la ladera Norte de Ziardamendi, por encima de la anterior. Coordenadas U.T.M.: X= 546.748; Y= 4.787.436; Z= 436 m snm. En un pinar despejado con hierba alta y fuerte inclinación. Se identifica con claridad el área de las inhumaciones por la explanación que contrasta en la ladera (Figura 17).

 

3ª Fosa. Individual. En la zona más alta y occidental de Ziardamendi. Coordenadas U.T.M.: X= 546.708; Y= 4.787.383; Z= 449 m snm. Pinar en ligera pendiente del terreno. Se identifica el lugar de la inhumación por la depresión del terreno. Victoriano Agote señala que el inhumado era originario de La Rioja.

 

4º Fosa. Colectiva de seis personas. En la inmediata proximidad a la anterior. El terreno se encuentra removido ya que en 1982 fue excavado por familiares de los fallecidos que pertenecían al Batallón Zubiaur (Figura 1 y 2). En este acto intervino el propio Victoriano Agote y su padre (José Ignacio Agote) que asimismo fue quien los enterró en 1936.

 

El recorrido por Ziardamendi lo realizamos guiados por Victoriano Agote que nos relata que las muertes se produjeron el 25 de Septiembre de 1936 al ascender por la ladera un grupo numeroso de gudaris que ignoraban que la cota más alta se encontraba tomada por las tropas de los alzados.

 

En efecto, este episodio queda reflejado en el libro “1936. La Guerra Civil en Euskal Herria”, volumen IV, 1998, pag. 172, al referirse a la llegada al frente de 150 jóvenes encuadrados en Euzko Gudaroztea que fueron ubicados en la posición de San Miguel: “A las tres y media de la madrugada del día 25 entraban en combate, cuando aún no había pasado siquiera una jornada de su movilización. Fue un comienzo dramático ya que las fuerzas de Felipe Bediaga tuvieron una decena de bajas mortales: Miguel Palacio Gómez, Juan Agirre Bilbao, Paulino Beraza, Blas Larrazeleta, Juan Zabala, Ambrosio Etxebarria, Pedro Rodríguez Puig, José Txintxurreta Zamakola, Félix Arbulu Bilbao y José Azueta Mendiolea.”

 

En la zona de cumbre existen explanaciones correspondientes a trincheras (Figura 18) así como marcas en la corteza de los árboles por impactos de proyectiles de arma de fuego. En un lugar concreto hay un amontonamiento pequeño de piedras con una cruz metálica pequeña que recuerda a los fallecidos en ese lugar (cota 461 m snm) (Figura 19). Durante los años siguientes a 1936 era frecuente encontrar en la zona munición y otros pertrechos propios de la guerra.

 

Como conclusión destacamos que se trata de siete lugares distintos en los que permanecerían inhumadas un total de 14 personas.

 

 

Fdo. Dr. Fco. Etxeberria Gabilondo

 

Profesor Titular Medicina Legal y Forense

Facultad de Medicina y Odontología

Universidad del País Vasco

 

Presidente del Departamento de Antropología

Sociedad de Ciencias Aranzadi

 

Donostia-San Sebastián, 10 de Noviembre 2002

 

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s